ALÉGRATE, ESTE MUNDO SE ESTÁ ACABANDO

(Tercer Domingo de Tiempo Ordinario).
Domingo, 21 de enero del 2018.

“Este mundo pasa” (1 Corintios 7:31).
Y, ¿cuál es este mundo?:
Es un mundo que carece de unidad e igualdad, un mundo en el que los hombres se destruyen los unos a los otros.
Hoy en día “el tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca” (Marcos 1:15) de tal manera que se hace necesario que transformemos este mundo en un mundo de igualdad y unidad.
Dios nos llama a que nos transformemos en “pescadores de hombres”(Marcos 1:17), para poner fin al mundo en su forma presente y construir un mundo nuevo. He aquí las transformaciones que son necesarias para acabar con este mundo en su forma presente y edificar un mundo nuevo:
– La transformación de aquellos que administran la riqueza económica del mundo. Ellos se transformarán en pescadores de hombres cuando permitan que todos los hombres produzcan y disfruten de los bienes económicos.
– La transformación de los que rigen el destino político de los pueblos. Ellos se transformarán en pescadores de hombres cuando ejerzan el poder político para la realización del bien común.
– La transformación de aquellos que son responsables del bienestar espiritual. Ellos se transformarán en pescadores de hombres, cuando traten a los hombres como seres de “cuerpo” y “alma” – no solamente de “alma”.
Estas transformaciones son necesarias ya que: “El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca”.

(Por Jesús A. Diez Canseco).