Category Archives: Espanol

EL BUEN PASTOR DA SU VIDA

(Cuarto Domingo de Pascua)
Domingo, 22 de abril de 2018

“El buen pastor da su vida por sus ovejas” (Juan 10: 11).
La relación entre el buen pastor y las ovejas no es la relación entre un jefe y sus subordinados sino la relación entre una persona y aquellos por quienes esa persona da su vida.

Los que aman dan su vida

El buen pastor da su vida por aquellos a quienes él ama, y él ama a todos. Y, por qué los ama? Porque todos son hijos de Dios como lo es él, porque él nos abre la puerta para que seamos “semejantes a él” (1 Juan 3:2). El buen pastor es como la madre y el padre que aman a sus hijos.
El mundo se niega a aceptar que una persona sea capaz de dar su vida por los que ama. He aquí las razones de esa negativa:
1. El mundo ha instituido la desigualdad como el fundamento de las relaciones entre los hombres. De acuerdo a las normas del mundo, la relación entre los hombres es una relación de superior a inferior; de aquellos que dominan y aquellos que se someten. Esta desigualdad es una fuente del antagonismo y destrucción entre los hombres.
2. Los que detentan el poder del mundo se ven imposibilitados para seguir el modelo de buen pastor. Pues, ¿Cómo podrá el poderoso, que busca su propio beneficio (o el de su grupo), erradicar las desigualdades entre el “superior” y el “inferior”, entre el amo y el vasallo?.

El buen pastor da su vida

Al que detenta el poder del mundo no le importa nada sus semejantes, a él sólo le interesa su propio bienestar y desprecia el bienestar de los demás.
El Buen Pastor, el que da su vida por las ovejas, sigue sufriendo el rechazo de un mundo donde predominan las divisiones y desigualdades. El mundo rechaza al buen pastor que viene a los hombres “para que tengan vida y la tengan en abundancia” (Juan 10:10).
Los que siguen el modelo del buen pastor son la piedra angular de la justicia, la fuente de vida abundante en el mundo.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

APRENDE A SER LIBRE

Tienes que depender en absoluto de tus semejantes para llegar a ser absolutamente libre.

La unidad te hace libre

NO TOLERES LA INJUSTICIA
Cuando toleras la injusticia, tu libertad se convierte en la negación de la libertad.

 

LA FELICIDAD DE HACER EL BIEN
Serás mucho más feliz cuando hagas el bien porque quieres hacerlo, que cuando hagas el bien porque te obligan a hacerlo.

TU LIBERTAD Y TU CONCIENCIA
La vida humana empieza cuando los hombres, individual y colectivamente, toman conciencia de que son libres. Por cuanto, en estos días muchos están perdiendo su libertad, tú tienes que luchar por ella o, de lo contrario, perderás tu conciencia y tu libertad.

Libertad para todos

NO SEAS IMPOTENTE
La más grande impotencia que te puede afectar consiste en que, habiendo sido creado libre, te  conviertas en esclavo, y no uses tus fuerzas para recuperar tu libertad.

NO SEAS IGNORANTE
La forma más grave de ignorancia que te puede afectar es la de no saber cómo usar tu libertad.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

EL ABSURDO DE LA GUERRA

Afirmar que los hombres necesitan de la guerra para prosperar es como afirmar que los hombres no pueden vivir sin matarse unos a otros.

LA DECLARACIÓN DEL ABSURDO
Una declaración de guerra es una declaración de que cualquier cosa vale más que la vida.

La guerra siempre mata

¿HAY HONOR EN LA GUERRA?
Ni los cielos son lo suficientemente altos para construir un monumento en honor a la insensatez de los que eligen la guerra en vez de la paz.

ABAJO EL PAÍS QUE HACE LA GUERRA
En los países que hacen la guerra, muchas personas dicen “no estamos dispuestos a morir por nuestro país”, con lo cual quieren decir que no tienen ningún problema con el morir sino con el país.

LA GUERRA SIEMPRE VA CONTRA LA VERDAD
La guerra siempre es una lucha contra la verdad: Ambos contendientes juran que luchan contra el mal.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

LA GUERRA SIEMPRE TE TOCA

Los poderosos se concentran en expandir su dominio por medio de la guerra. Los débiles se concentran en defender sus vidas. Y los indiferentes no se concentran en nada si la guerra no los toca.

El arma más letal

NO ACEPTES ESTE DINERO
El crecimiento de la industria de armamentos es prueba de que la guerra rinde más dinero que la paz.

UNA ARMA LETAL
Es un conocido principio de la guerra moderna que el dinero es una arma letal. Tal vez, carezca de poder para comprar al enemigo pero nunca carecerá de poder para comprar las armas para matar al enemigo.

CUÁLES SON LAS ARMAS DE DESTRUCCIÓN MASIVA
Las únicas armas de destrucción masiva son las que posee aquel que está dispuesto a usarlas.

UN MATRIMONIO CONDENABLE
La industria de armamentos es el matrimonio del lucro con la fuerza bruta.

 ¿QUÉ PASÓ CON EL SER RACIONAL?
He visto perros ladrando furiosamente el uno al otro para luego darse la vuelta y marcharse cada uno por su propio camino. He visto hombres gritándose furiosamente unos a otros para luego proceder a despedazarse entre ellos.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

VIVE EN EL CIELO Y EN LA TIERRA

(Tercer Domingo de Pascua)
Domingo, 15 de abril de 2018.

Si logras acabar con la muerte en el mundo, habrás alcanzado la vida en el cielo. Es decir podrás vivir tanto en el mundo como en el cielo. Habrás alcanzado la unión de la vida terrestre con la celestial.
Dios mismo vive tanto en el cielo como en la tierra: “Miren mis manos y mis pies; soy yo mismo. Pálpenme y vean, porque un espíritu no tiene carne y huesos como ven que yo tengo” (Lucas 24:39).

En la tierra y en el cielo

Si Dios vive en ti, es evidente que tú vives en él.
El negar que Dios tiene vida tanto terrenal como celestial es equivalente a decir que Dios no vive. Muchos no admiten que Dios vive por cuanto la presencia de él es un obstáculo para el mal en el mundo.
Aquellos que niegan que Dios vive lo hacen de dos maneras: Por sus acciones y por sus omisiones.
Por sus acciones, es decir, por el mal que ellos hacen, mal que los pone en franca oposición a la vida de Dios y los mueve a eliminar todo lo que es bueno. Ellos son los que matan “al Señor de la vida” (Hechos 3:15).
Por sus omisiones, es decir, por su negativa a hacer el bien o por su insistencia en ver selectivamente sólo ciertos males, cerrando los ojos ante gravísimas ofensas contra la justicia y la dignidad humana.

Una vez que puedas ver que Dios vive tanto en el cielo como en la tierra, podrás comprender que tu propia vida es la unión de tu vida terrena con la celestial.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

A CADA UNO SEGÚN SU NECESIDAD

(Segundo Domingo de Pascua)
Domingo, 8 de abril de 2018.

Un sistema económico al servicio de la humanidad es aquel que administra la producción, la distribución y el consumo de los bienes materiales  con el propósito de atender a las necesidades de sus miembros.
El propósito fundamental de un sistema económico es, por tanto, asegurar que todos los miembros de la sociedad, sin excepción, participen equitativamente en la producción, distribución y consumo de los bienes económicos.

Todo es tuyo

El hecho de que en nuestro mundo unos pocos toman posesión de la riqueza mientras la mayoría vive en la pobreza, es prueba evidente de que los sistemas económicos existentes han fracasado. Un sistema económico que es incapaz de atender a las necesidades de todos es un sistema inhumano.
He aquí un sistema económico humano: “Nadie consideraba sus bienes como propios, sino que todo lo tenían ellos en común… No había entre ellos ningún necesitado, porque todos los que poseían campos o casas los vendían, traían el importe de las ventas, y lo ponían a los pies de los apóstoles, y se repartía a cada uno según su necesidad” (Hechos 4:32-35).
Bajo este sistema económico todos los hombres participan en él y se benefician de él. Este es el único sistema económico apropiado para un mundo resucitado.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

TU SEGUNDO AMANECER

(Domingo de Pascua de Resurrección)
Domingo, 1 de abril de 2018.

En el principio (el primer amanecer) la luz estaba en el hombre por cuanto él había sido creado a imagen y semejanza de Dios. Así, el hombre quedó libre para crecer en la luz que había recibido. Él vivió en unidad y armonía en la comunidad humana de acuerdo con el designio de Dios. Esa unidad fue fracturada por los hombres cuando desobedecieron la voluntad de Dios y se dividieron en grupos antagonistas orientándose a la mutua destrucción. La noche había caído sobre la humanidad, los hombres habían degradado su dignidad humana.

Nuevo amanecer ante tus ojos

La luz del segundo amanecer (La Resurrección) aparece cuando Dios, en Cristo Jesús, quita la piedra sepulcral de la división y la subyugación para que el hombre salga a la vida, vuelva a la luz. Este es el segundo amanecer que brillará por siempre para la humanidad.
La gente corre a ver esta maravilla (Juan 20:4). No podemos descansar sino hasta que veamos que la piedra ha sido removida.
Remover la piedra sgnifica pasar de la división a la unidad, de la subyugación a la libertad, de la oscuridad a la luz, de la noche al amanecer.
La piedra del sepulcro es la carga que nos aplasta cuando reina la enemistad entre individuos, grupos y naciones. Una vez que la victoria de la vida quita la piedra que cargamos sobre nuestros hombros, experimentamos la plena restauración de nuestra dignidad humana, experimentamos el segundo amanecer de la humanidad, una restauración del primer amanecer cuando Dios nos creó en su propia imagen y semejanza.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

EL ÁRBOL DEL DINERO

¿Qué árbol produce este dinero?

Hace mucho tiempo los hombres vivían en un hermoso jardín lleno de árboles deleitosos a la vista y buenos para comer.
Un día un hombre encontró un árbol cuya fruta era dinero. El árbol le dijo al hombre:

– “Mi fruta es la más deliciosa de todas las frutas del jardín”.
– “La deseo para mí”, replicó el hombre.
– “Pero tengo que advertirte – dijo el árbol – que una vez que te apoderes de mi fruta, siempre querrás más de ella”.
– “Siempre puedo volver a ti”, respondió con confianza el hombre.
– El árbol le hizo otra advertencia: “Yo puedo dar de mi fruta una sola vez ya que de inmediato mis ramas se secarán, y tú tienes que saber que el dinero no crece en árboles”.
– “Insisto – repitió el hombre – deseo llevarme tu fruta”.

Una vez que se apoderó de todo el dinero del árbol, el hombre se marchó. Las palabras: “El dinero no crece en árboles” seguían resonando en su mente por lo que el hombre decidió comprarse todo el jardín, puso a los demás hombres a trabajar y él se apoderó del fruto del trabajo de ellos.
El hombre había descubierto que el árbol del dinero se llama ‘Trabajo Ajeno’.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

MANIPULACIÓN DE LA PRENSA

ORIENTAR NO MANIPULAR
La función de los medios informativos es orientar a la opinión pública, no manipularla.

UN CASO DE MANIPULACIÓN
Mediante la manipulación de los medios de información masiva, el tirano se propone, nada menos que convencer a los pueblos de que lo que para ellos es opresión, es libertad, si él así lo dice.

Sin libertad

RESPONSABILIDAD MASIVA
Es responsabilidad de los medios de información masiva comprender que cualquier noticia manipulada que se publique, se convertirá en una manipulación masiva.

 EL DERECHO A RECHAZAR
Cuando el hombre recurre al uso de la manipulación para imponer sus creencias, hasta las piedras tienen el derecho de rechazarlas.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

LIBÉRATE

(Domingo de Ramos)
Domingo, 25 de marzo de 2018.

Si quieres liberarte, hazlo mediante el poder de Dios, no el poder del mundo.
Veamos la radical diferencia que existe entre la manera en que libera Dios y la manera en que “libera” el mundo.

Tú puedes liberar a la humanidad

1. Jesús utiliza su poder liberador obedeciendo humildemente la voluntad del Padre. El poder liberador de Cristo radica en su adherencia a la justicia, a la bondad, a la paz, a la verdad y al respeto hacia todos los seres humanos. El poder de Cristo no menosprecia, ni explota, ni oprime, ni engaña, ni destruye a los demás seres humanos. Jesús entra a Jerusalén “con toda sencillez, montado en una burra, un animal de carga” (Mateo 21:5).
2. El mundo, por el contrario, utiliza medios de “liberación” que sólo incrementan la esclavitud de la humanidad en todos los aspectos de la vida:
– Motivando a las personas a buscar su propio interés a expensas del bienestar e interés de los demás. Esta actitud no conduce al individuo a ninguna liberación sino que por el contrario lo sumerge en una esclavitud cada vez más profunda y deshumanizadora.
– Instituyendo la dominación o la destrucción de unos contra otros.
– Fomentando el uso de la fuerza (bruta o de cualquier otro tipo) del poderoso contra el débil.
Si Jesús nos muestra su poder liberador al entrar en Jerusalén con toda sencillez, así también nosotros hemos de demostrar sencillez, pues esa es la única manera de alcanzar la verdadera liberación del mundo.

(Por Jesús A. Diez Canseco)