Category Archives: Espanol

AMBIGÜEDADES DE LA POLÍTICA

DE ACUERDO
Cuando dos políticos se ponen de acuerdo es porque se están engañando el uno al otro

Engaño mutuo

NO CONOCE EL BIEN
Para un político hacer el bien significa hacer el menor de dos males.

ANTES DE HABLAR
Ningún político puede hablar a la gente sobre el bien y el mal si primero no se habla a sí mismo.

PROMESAS, PROMESAS
Un gobierno represivo siempre promete el sueño de la libertad para el pueblo, pero encadena a todo aquel que se atreva a hacer realidad ese sueño.

IGUALDAD POLÍTICA
La igualdad para un político consiste en tratar a su rival como a un inferior

LO IMPOSIBLE
Nunca ha existido un tirano que crea en la igualdad humana.

Este bebe está escuchando a un político

LA POLÍTICA Y LA FAMILIA
En la política aprendemos a odiar; en la familia aprendemos a amar; deshagámonos de la política y hagamos del mundo una gran familia.

 

 

(Por Jesús A. Diez Canseco)

LA UNIDAD ENGENDRA VIDA

(Quinto Domingo de Pascua)
29 de abril de 2018.

Busca la unidad en tu familia y engendrarás vida.
Del mismo modo que los sarmientos reciben la vida de la vid, así también tu familia recibirá la vida que tú le des.

Tú eres la vid, tus hijos los sarmientos

He aquí cómo das vida a tu familia:
– En una familia donde padres e hijos se respetan, todos gozan de una vida feliz.
– Los miembros de una familia que persiguen intereses comunes se relacionan como seres iguales.
– Cuando los miembros de una familia conforman una unidad, ellos viven seguros porque tienen fuerza para confrontar los problemas cotidianos.
– Los padres e hijos que se tratan como hijos e imagen de Dios tienen vida porque siguen la verdad de Dios.

La vida que viene de Dios es verdadera vida, ella nos hace ser lo que somos, nos permite continuar vivos en este mundo y a lo largo de la eternidad, si es que permanecemos fieles a ella.
Cuando los padres e hijos se llenan de esa vida, son como los sarmientos que “producen abundantes frutos” (Juan 15:8), que “hablarán del Señor a los que vengan, al pueblo que va a nacer” (Salmo 22-31-32).

Los sarmientos en la vid tienen vida

Para mantenernos unidos a la “Vid”, “no amemos de palabra ni con la boca, sino con obras y según la verdad” (1 Juan 3:18). Si no recibimos la vida de Dios seremos cortados y arrojados al fuego (Juan 15:6).
Si permanecemos unidos a la “Vid”, podremos pedir a Dios lo que queremos y lo conseguiremos (Juan 15:7); porque lo que es de la Vid también es de los sarmientos.

(Por Jesús A. Dez Canseco)

¡CUIDADO CON EL DINERO!

MIRA LO QUE TE CONVIENE 
Si tienes más dinero del que necesitas, pronto te convertirás en súbdito de él. Si tienes menos dinero del que necesitas, pronto te quedarás sin comer. Por eso, debes calcular la cantidad exacta de dinero que debes tener si no quieres caer en la desgracia.

¿Cuánto dinero necesitas?

NUNCA DEJES DE COMPARTIR TU DINERO
Hay muchos excesos que te pueden causar daño, pero el mayor de ellos es el del exceso de dinero que te niegas a compartir con los que lo necesitan.

UN FINAL TRISTE
Si dedicas tu vida a acumular dinero, terminarás en la idolatría.

DIOS TE DA PODER; EL DIABLO, TENTACIONES
En su infinita sabiduría, Dios te dio el poder de satisfacer todas tus necesidades. En su iniquidad, el diablo te tienta a que uses el dinero para explotar a tus semejantes.

EL DINERO MUEVE A LA ACCIÓN
Parece que el hombre moderno es capaz de hacer absolutamente todo… si se le paga por ello.

Las mentiras del dinero

LAS MENTIRAS DEL DINERO
El dinero siempre te ofrece llevarte por avión al cielo, y lo hace. Pero lo que el dinero no te dice es que, en ese vuelo, el cielo sólo es una parada para tomar el avión que va al infierno.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

EL BUEN PASTOR DA SU VIDA

(Cuarto Domingo de Pascua)
Domingo, 22 de abril de 2018

“El buen pastor da su vida por sus ovejas” (Juan 10: 11).
La relación entre el buen pastor y las ovejas no es la relación entre un jefe y sus subordinados sino la relación entre una persona y aquellos por quienes esa persona da su vida.

Los que aman dan su vida

El buen pastor da su vida por aquellos a quienes él ama, y él ama a todos. Y, por qué los ama? Porque todos son hijos de Dios como lo es él, porque él nos abre la puerta para que seamos “semejantes a él” (1 Juan 3:2). El buen pastor es como la madre y el padre que aman a sus hijos.
El mundo se niega a aceptar que una persona sea capaz de dar su vida por los que ama. He aquí las razones de esa negativa:
1. El mundo ha instituido la desigualdad como el fundamento de las relaciones entre los hombres. De acuerdo a las normas del mundo, la relación entre los hombres es una relación de superior a inferior; de aquellos que dominan y aquellos que se someten. Esta desigualdad es una fuente del antagonismo y destrucción entre los hombres.
2. Los que detentan el poder del mundo se ven imposibilitados para seguir el modelo de buen pastor. Pues, ¿Cómo podrá el poderoso, que busca su propio beneficio (o el de su grupo), erradicar las desigualdades entre el “superior” y el “inferior”, entre el amo y el vasallo?.

El buen pastor da su vida

Al que detenta el poder del mundo no le importa nada sus semejantes, a él sólo le interesa su propio bienestar y desprecia el bienestar de los demás.
El Buen Pastor, el que da su vida por las ovejas, sigue sufriendo el rechazo de un mundo donde predominan las divisiones y desigualdades. El mundo rechaza al buen pastor que viene a los hombres “para que tengan vida y la tengan en abundancia” (Juan 10:10).
Los que siguen el modelo del buen pastor son la piedra angular de la justicia, la fuente de vida abundante en el mundo.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

APRENDE A SER LIBRE

Tienes que depender en absoluto de tus semejantes para llegar a ser absolutamente libre.

La unidad te hace libre

NO TOLERES LA INJUSTICIA
Cuando toleras la injusticia, tu libertad se convierte en la negación de la libertad.

 

LA FELICIDAD DE HACER EL BIEN
Serás mucho más feliz cuando hagas el bien porque quieres hacerlo, que cuando hagas el bien porque te obligan a hacerlo.

TU LIBERTAD Y TU CONCIENCIA
La vida humana empieza cuando los hombres, individual y colectivamente, toman conciencia de que son libres. Por cuanto, en estos días muchos están perdiendo su libertad, tú tienes que luchar por ella o, de lo contrario, perderás tu conciencia y tu libertad.

Libertad para todos

NO SEAS IMPOTENTE
La más grande impotencia que te puede afectar consiste en que, habiendo sido creado libre, te  conviertas en esclavo, y no uses tus fuerzas para recuperar tu libertad.

NO SEAS IGNORANTE
La forma más grave de ignorancia que te puede afectar es la de no saber cómo usar tu libertad.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

EL ABSURDO DE LA GUERRA

Afirmar que los hombres necesitan de la guerra para prosperar es como afirmar que los hombres no pueden vivir sin matarse unos a otros.

LA DECLARACIÓN DEL ABSURDO
Una declaración de guerra es una declaración de que cualquier cosa vale más que la vida.

La guerra siempre mata

¿HAY HONOR EN LA GUERRA?
Ni los cielos son lo suficientemente altos para construir un monumento en honor a la insensatez de los que eligen la guerra en vez de la paz.

ABAJO EL PAÍS QUE HACE LA GUERRA
En los países que hacen la guerra, muchas personas dicen “no estamos dispuestos a morir por nuestro país”, con lo cual quieren decir que no tienen ningún problema con el morir sino con el país.

LA GUERRA SIEMPRE VA CONTRA LA VERDAD
La guerra siempre es una lucha contra la verdad: Ambos contendientes juran que luchan contra el mal.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

LA GUERRA SIEMPRE TE TOCA

Los poderosos se concentran en expandir su dominio por medio de la guerra. Los débiles se concentran en defender sus vidas. Y los indiferentes no se concentran en nada si la guerra no los toca.

El arma más letal

NO ACEPTES ESTE DINERO
El crecimiento de la industria de armamentos es prueba de que la guerra rinde más dinero que la paz.

UNA ARMA LETAL
Es un conocido principio de la guerra moderna que el dinero es una arma letal. Tal vez, carezca de poder para comprar al enemigo pero nunca carecerá de poder para comprar las armas para matar al enemigo.

CUÁLES SON LAS ARMAS DE DESTRUCCIÓN MASIVA
Las únicas armas de destrucción masiva son las que posee aquel que está dispuesto a usarlas.

UN MATRIMONIO CONDENABLE
La industria de armamentos es el matrimonio del lucro con la fuerza bruta.

 ¿QUÉ PASÓ CON EL SER RACIONAL?
He visto perros ladrando furiosamente el uno al otro para luego darse la vuelta y marcharse cada uno por su propio camino. He visto hombres gritándose furiosamente unos a otros para luego proceder a despedazarse entre ellos.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

VIVE EN EL CIELO Y EN LA TIERRA

(Tercer Domingo de Pascua)
Domingo, 15 de abril de 2018.

Si logras acabar con la muerte en el mundo, habrás alcanzado la vida en el cielo. Es decir podrás vivir tanto en el mundo como en el cielo. Habrás alcanzado la unión de la vida terrestre con la celestial.
Dios mismo vive tanto en el cielo como en la tierra: “Miren mis manos y mis pies; soy yo mismo. Pálpenme y vean, porque un espíritu no tiene carne y huesos como ven que yo tengo” (Lucas 24:39).

En la tierra y en el cielo

Si Dios vive en ti, es evidente que tú vives en él.
El negar que Dios tiene vida tanto terrenal como celestial es equivalente a decir que Dios no vive. Muchos no admiten que Dios vive por cuanto la presencia de él es un obstáculo para el mal en el mundo.
Aquellos que niegan que Dios vive lo hacen de dos maneras: Por sus acciones y por sus omisiones.
Por sus acciones, es decir, por el mal que ellos hacen, mal que los pone en franca oposición a la vida de Dios y los mueve a eliminar todo lo que es bueno. Ellos son los que matan “al Señor de la vida” (Hechos 3:15).
Por sus omisiones, es decir, por su negativa a hacer el bien o por su insistencia en ver selectivamente sólo ciertos males, cerrando los ojos ante gravísimas ofensas contra la justicia y la dignidad humana.

Una vez que puedas ver que Dios vive tanto en el cielo como en la tierra, podrás comprender que tu propia vida es la unión de tu vida terrena con la celestial.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

A CADA UNO SEGÚN SU NECESIDAD

(Segundo Domingo de Pascua)
Domingo, 8 de abril de 2018.

Un sistema económico al servicio de la humanidad es aquel que administra la producción, la distribución y el consumo de los bienes materiales  con el propósito de atender a las necesidades de sus miembros.
El propósito fundamental de un sistema económico es, por tanto, asegurar que todos los miembros de la sociedad, sin excepción, participen equitativamente en la producción, distribución y consumo de los bienes económicos.

Todo es tuyo

El hecho de que en nuestro mundo unos pocos toman posesión de la riqueza mientras la mayoría vive en la pobreza, es prueba evidente de que los sistemas económicos existentes han fracasado. Un sistema económico que es incapaz de atender a las necesidades de todos es un sistema inhumano.
He aquí un sistema económico humano: “Nadie consideraba sus bienes como propios, sino que todo lo tenían ellos en común… No había entre ellos ningún necesitado, porque todos los que poseían campos o casas los vendían, traían el importe de las ventas, y lo ponían a los pies de los apóstoles, y se repartía a cada uno según su necesidad” (Hechos 4:32-35).
Bajo este sistema económico todos los hombres participan en él y se benefician de él. Este es el único sistema económico apropiado para un mundo resucitado.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

TU SEGUNDO AMANECER

(Domingo de Pascua de Resurrección)
Domingo, 1 de abril de 2018.

En el principio (el primer amanecer) la luz estaba en el hombre por cuanto él había sido creado a imagen y semejanza de Dios. Así, el hombre quedó libre para crecer en la luz que había recibido. Él vivió en unidad y armonía en la comunidad humana de acuerdo con el designio de Dios. Esa unidad fue fracturada por los hombres cuando desobedecieron la voluntad de Dios y se dividieron en grupos antagonistas orientándose a la mutua destrucción. La noche había caído sobre la humanidad, los hombres habían degradado su dignidad humana.

Nuevo amanecer ante tus ojos

La luz del segundo amanecer (La Resurrección) aparece cuando Dios, en Cristo Jesús, quita la piedra sepulcral de la división y la subyugación para que el hombre salga a la vida, vuelva a la luz. Este es el segundo amanecer que brillará por siempre para la humanidad.
La gente corre a ver esta maravilla (Juan 20:4). No podemos descansar sino hasta que veamos que la piedra ha sido removida.
Remover la piedra sgnifica pasar de la división a la unidad, de la subyugación a la libertad, de la oscuridad a la luz, de la noche al amanecer.
La piedra del sepulcro es la carga que nos aplasta cuando reina la enemistad entre individuos, grupos y naciones. Una vez que la victoria de la vida quita la piedra que cargamos sobre nuestros hombros, experimentamos la plena restauración de nuestra dignidad humana, experimentamos el segundo amanecer de la humanidad, una restauración del primer amanecer cuando Dios nos creó en su propia imagen y semejanza.

(Por Jesús A. Diez Canseco)