DIOS A TU ALCANCE

CONOCE A DIOS.
Si quieres conocer a Dios tendrás que conocerte a ti mismo pues si no te conoces, te será muy difícil conocer a Dios.

EL CAMINO A LA IDOLATRÍA.
Los esfuerzos que hagas para conocer a Dios sin primero concocer a tu prójimo, sólo te conducirán a la idolatría.

SENDEROS TRANSITABLES.
Al caminar por los senderos de este mundo, elimina los obstáculos que te salgan al paso, así harás los senderos al cielo transitables para ti y para todos los demás.

EVOLUCIÓN Y CREACIÓN.
Alégrate de que eres producto de la evolución de la materia porque sólo así podrás gozar de los atributos que Dios te regaló desde la creación.

LO QUE DIOS MÁS AMA.
No hay nada en el universo que Dios ame más que a la humanidad.

IGNORANCIA.
No hay mayor ignorancia que aquella que nos impide ver la presencia de Dios en nosotros mismos.

(Por Jesús A. Diez Canseco)