LA FUERZA DE TU FE

(Duodécimo Domingo de Tiempo Ordinario)
Domingo, 25 de junio del 2017.

La fuerza que necesitas para alcanzar la felicidad proviene de tu fe en Dios. He aquí esta fe:
1.  Tu fe te hacer ver que lo que Dios te revela es la verdad, ya que él es la Verdad, de modo que lo que él te comunica con sus palabras y con sus obras, tú debes proclamar “a plena luz” (Mateo 10:26).
No hay nada escondido en lo que Dios te revela, no hay confusión ni engaño. Esta es la verdad que Dios te revela: Su plan de dar la felicidad a todos los hombres.
2. Tu fe en te hace ver la grandeza de la naturaleza humana porque no hay nada más grande en el universo que un ser humano: “¿Acaso un par de pajaritos no se venden por unos centavos? Pero ni uno de ellos cae en tierra sin que lo permita vuestro Padre. En cuanto a ustedes, hasta sus cabellos están contados. ¿No valen ustedes más que muchos pajaritos? Por lo tanto no tengan miedo” (Mateo 10:29-31).
No existe nada en todo el universo que merezca recibir el nombre de “hijo de Dios”, excepto el ser humano.
3. Tu fe te convence de que nada ni nadie te podrá hacer daño. El mundo puede “matar el cuerpo, pero no el alma” (Mateo 10:28). Las víctimas de la injusticia podrán experimentar la muerte del “cuerpo”, pero los injustos sellarán su propia destrucción de alma y cuerpo.
4. Tu fe no permitirá que seas presa del miedo aunque estés frente a las tribulaciones porque Dios está contigo: No tengas miedo de los hombres (Mateo 10:26). “Por todo aquel que se declare en favor mío ante los hombres, yo también me declararé en su favor ante mi Padre que está en los cielos” (Mateo 10:32).

(Por Jesús A. Diez Canseco).