LA MEJOR MANERA DE CONOCERTE A TI MISMO

(Vigésimo Primer Domingo de Tiempo Ordinario).
Domingo, 27 de agosto del 2017.

Si quieres saber quién eres, no tienes sino que verte a ti mismo. Y cuando lo hagas, verás que Dios te creó a su imagen y semejanza.
Más aún, verás  que Dios nos creó a todos a su imagen y semejanza, es decir, en la imagen de la bondad y la unidad.
Si no puedes aceptar que todos somos la imagen y semejanza de Dios, es porque todavía no conoces a Dios y por tanto no te conoces a ti mismo. Es cierto que nosotros mismos somos los resonsables de no poder conocer a Dios porque nos tratamos como si fuesemos enemigos y nos destruimos los unos a los otros.
Cuando veas a Dios en sus hermanos podrás decir que Dios es tu Padre. Y cuando lo lo veas así, siempre te quedará la opción de pedirle a Dios que te ayude a verlo a él en tus hermanos.
Los hombres volveremos a encontrar nuestra identidad humana cuando todos, como humanidad, compartamos en la identidad de Dios. Por esta razón, todo aquel que reconoce que Dios es el creador y redentor de todos, está reconociendo que Dios vive en todos los hombres.

(Por Jesús A. Diez Canseco).