LA SABIDURÍA ES TUYA

Vigésimo Domingo de Tiempo Ordinario.
Domingo, 19 de agosto de 2018.

“Vengan a compartir mi comida y a beber el vino que he mezclado. Déjense de simplezas y vivirán, y sigan el camino de la sabiduría” (Proverbios 9:5-6).

Pan de vida

Depende de nosotros aceptar el alimento de la sabiduría, así como aceptamos el alimento material que sustenta nuestra vida física.
Nuestro mundo carece de vida: “Así pues, miren atentamente cómo viven; no sean necios, sino sabios, aprovechando bien la ocasión, porque los días son malos” (Efesios 5:15-16), porque lo que es muerte se acepta como si fuese vida. Así ocurre cuando elegimos la guerra por sobre la paz, cuando aceptamos que unos pocos se apoderen de la riqueza a costa del empobrecimiento de muchos, cuando aceptamos que el dinero vale más que la vida.

La vida vale más que el dinero

No podemos continuar siendo insensatos, sino que hemos de comprender cuál es la voluntad del Señor (Efesios 5:17). El mundo no comprende que la vida vale más que el dinero; no comprende que el conflicto trae la destrucción mientras que el entendimiento trae la vida.

(Por Jesús A. Diez Canseco)