SIN OCULTAR NADA

(Santísima Trinidad)
Domingo, 27 de mayo de 2018.

La Trinidad es el modelo perfecto de la interacción franca y sincera: Es la interacción de tres Personas que no ocultan nada entre sí, que son sinceras entre ellas, que se dan vida mutuamente. Ese tipo de interacción es el que toda la humanidad debe seguir.

No se ocultan nada

Todos estamos llamados a ser parte de la Trinidad: Hagan “discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” (Mateo 28:19). Esta es una invitación a que todos vivamos de la misma manera en que viven el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, manteniendo nuestra individualidad y compartiendo una sola e indivisible naturaleza con todos.

 

Quien ignora la pobreza atenta contra la Trinidad

El mundo oculta sus acciones divisivas
Las divisiones entre los seres humanos causan tanto daño que los que las fomentan tienen que recurrir a ocultarlas a toda costa. Una manera de fomentar las divisiones es ocultando el hecho de que todos los seres humanos son iguales en virtud de que la naturaleza humana de ellos es una.

 

La Trinidad es una forma de vida a la que ha de aspirar toda persona
La Trinidad vive en todo aquel que no oculta nada ante sus semejantes, vive en toda persona que promueve la unidad, la igualdad y la paz, es decir, vive en todos aquellos que, de manera abierta, dan testimonio de la unidad de Dios ante los ojos de la humanidad.

(Por Jesús A. Diez Canseco)