UN AMIGO QUE HACE MILAGROS.

UN AMIGO.
El amar a Dios porque es milagroso no te traerá tanta felicidad como cuando lo amas porque es tu amigo.

DIOS QUIERE ESTAR CONTIGO.
Los milagros son los esfuerzos que hace Dios para que te hagas amigo de él. Por tanto, el propósito de los milagros no es hacer que veas a Dios como a alguien fuera de ti, sino hacer que lo veas como a alguien dentro de ti.

TU PRIMER MILAGRO.
Habrás hecho tu primer milagro cuando ames a todos sin excluir a nadie.

NO TE CANSES DE ESPERAR POR MILAGROS.
Si por alguna razón te cansaras de esperar por un milagro, empieza a hacer por ti mismo lo que le pides a Dios que haga por ti.

LAS DOS MITADES DE UN MILAGRO.
Creer en milagros cuando los necesitas es sólo la mitad de un milagro. Creer en milagros cuando no los necesitas es la otra mitad.

MILAGRO EN EL ESPEJO.
Todos somos capaces de ver un milagro cuando nos miramos en un espejo; excepto el egoísta.

(Por Jesús A. Diez canseco).