Category Archives: Espanol

USO Y ABUSO DEL PODER

(Quinto Domingo de Tiempo Ordinario)
Sunday, February 10, 2019

Usted, así como todas las personas, tiene poder para hacer el bien o el mal. Si hace el bien se reafirmará como persona. Pero si usted hace el mal, terminará destruyéndose.
Hacer el bien sólo significa una cosa: Beneficiar a los demás. Por eso cuando ejercite su poder, pregúntese:

El mundo es de todos

 

¿Cómo me afectará el hecho de ejercitar el poder que tengo? ¿Me impulsará a hacer el mal? ¿Me hará la vida más fácil o más difícil? ¿Me llevará a respetar a mis semejantes o a subyugarlos?

Ahora, recuerde que no usará el poder para satisfacer sus propios intereses personales, para explotar a sus semejantes, para imponer la desigualdad, para instituir la explotación, sino que lo usará para el bien de todos.

ABUSO DEL PODER PARA APODERSARSE DE LAS RIQUEZAS

 

Históricamente, los imperios usan su poder económico, político y militar para satisfacer sus propios intereses, para apoderarse de las riquezas mundo.

 

 

 

UNA PESCA ABUNDANTE PARA TODOS

 

Recordemos el ejemplo de la pesca abundante en la que por el poder de Cristo, los discípulos sacaron del lago abundantes peces para beneficio de todos.

Al conocer el poder del Maestro, Pedro pensó que si ese poder cayese en sus manos, él podría usarlo para beneficio personal. Por eso dijo : “Aléjate de mí Maestro porque soy un hombre pecador”.

Eso mismo es lo que deben decir todos los que se adueñan de las riquezas del mundo, porque las usan para su propio beneficio.

(Jesús A. Diez Canseco)

CUIDADO CON LOS MEDIOS DE INFORMACIÓN

CÚIDESE DE LAS MENTIRAS DEL PODEROSO

 

No hay ignorancia mayor que la que demostramos cuando aceptamos como fuente de información la que proviene del poderoso. Por esa razón, cuando se trata de los medios de información masiva, hemos de buscar información en las fuentes que provienen del débil.

 

EL DINERO COMPRA MEDIOS DE INFORMACIÓN

 

Un trasplante que hasta hace poco parecía imposible se ha hecho hoy en día una triste realidad: Algunos han renunciado a sus propios ojos y oídos y los han reemplazado con los ojos y oídos de los medios de información masiva del poderoso.

 

 

LA FUERZA SE IMPONE SOBRE LA RAZÓN

 

Nunca he tenido dudas sobre el poder de los medios de información masiva que usa un imperio para moldear las mentes de las personas. De lo que sí tengo serias dudas es de que aún queden seres racionales.

 

 

La fe cristiana está en crisis: Muchos cristianos están más dispuestos a creer en las mentiras propaladas por los medios imperiales de información masiva, que a creer en las verdades del Evangelio.

EL INVASOR NO HA CAMBIADO MUCHO

Imperio Incaico

 

El Imperio Incaico se expandía mediante la invasión de nuevos pueblos.

EL AGUA NO DEBE USARSE COMO ARMA

Cuando los pobladores se resistían, los incas les cortaban el agua.
De modo que o se rendían o se morían de sed.

En nuestros días el poder imperial se expande mediante la invasión de países ricos en recursos naturales.

LOS ALIMENTOS NO DEBEN SER ARMAS DE AGRESIÓN

 

A los pueblos que se resisten, el invasor los ataca con el bloqueo económico con el cual les corta:
– los medios de adquirir alimentos para que se mueran de hambre o se rindan,

 

 

LAS MEDICINAS NO DEBEN SER ARMAS DE AGRESIÓN

 

– los medios de adquirir medicinas para se mueran de enfermedad o se rindan.

 

UN PODER DESHUMANIZANTE

(Cuarto Domingo de Tiempo Ordinario)
Domingo, 3 de febrero de 2019.

Históricamente, las naciones poderosas tienden a dominar y  subyugar  a las naciones menos poderosas. La carencia de poder bélico es vista como una debilidad de la cual los poderosos tienden a aprovecharse.

Un emperador busca dominar el mundo

 

Las naciones poderosas crecen mediante la apropiación de la riqueza que pertenece a las naciones que no pueden defender lo que poseen. Las naciones que crecen de esa manera llegan, con frecuencia, a constituirse como regímenes imperiales con afanes de dominar al mundo entero.

Aquel que tiene afanes imperiales debe saber:
– Que el poder no sebe ser motivo para dominar al débil.
– Que la paz entre los hombres es producto del respeto mutuo.
– Que la negociación, en condiciones de igualdad, es la manera humana de resolver conflictos.

 

La agresión imperial siempre engendra destrucción y muerte.

 

– Que el abuso de la fuerza deriva en la deshumanización del poderoso.
– Que el poderoso encubre sus abusos mediante  falsas campañas propagandísticas.
– Que la agresión imperial siempre produce la guerra, y ésta siempre acaba en la destrucción.

Es prácticamente imposible para los miembros de los grupos poderosos del mundo aceptar a un Dios que se hace igual a uno de los oprimidos.

Al venir al mundo, Dios se presenta como uno de nosotros – como miembro de la familia humana (Lucas 4:22) en la que todos estamos incluidos: el grande y el pequeño, el enfermo y el sano, el fiel y el infiel.
Los hombres serán capaces de actuar como seres humanos solamente cuando  se traten con respeto y entrega mutua, es decir, como Dios nos trata.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

HAZ ALGO BUENO CON TU VIDA

(Tercer Domingo de Tiempo Ordinario)
Domingo, 27 de enero de 2019

Listos para hacer lo mejor en la vida


Si usted quiere hacer algo bueno con su vida,
he aquí unas sugerencias: La siguiente es una profecía que requiere de nuestra participación activa para su cumplimiento: Ponga empeño en erradicar la probeza, proclame la liberación a los oprimidos, lleve la luz a los que viven en la oscuridad.

 

 

He aquí algunas razones para dedicar nuestras vidas a esas tareas:
– Cuanto más desigualdad genera el mundo, más vigorosamente hemos de luchar por la igualdad.
– Cuanto más injusticia crea el mundo, más apremiante se hace la necesidad de restaurar la justicia.
– Cuanto más reina la opresión, más urgente se hace la liberación.

Los poderosos imponen la opresión

– Cuanto más se recurre a la guerra, más hemos de buscar la paz.
– Cuanto más se ofende a la dignidad humana, mayor valor toma la necesidad de respetarla.
– Cuanto más trata el mundo de mantenernos en la oscuridad, más brillante debe ser la luz que irradie de nosotros.

 

 

Si usted da lo mejor de su vida, habrá alcanzado la mejor vida.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

DE LA ESCASEZ A LA ABUNDANCIA

(Segundo Domingo de Tiempo Ordinario)
Domingo, 20 de enero de 2019

Distribuya esto entre los que lo necesitan.

 

Si usted quiere pasar de la escasez a la abundancia, recurra a la cooperación mutua en la producción de los bienes y luego distribúyalos entre todos de acuerdo a la nacesidad de cada uno.  De lo contrario la abundancia será tan perjudicial como la escasez.

 

Cuáles son las escaseces que sufrimos
En el nivel individual sufrimos escasez de ingresos económicos dignos, de interés en el bienestar de nuestros semejantes, escasez de paz en nuestros corazones, escasez de estabilidad, de esperanza, de valentía, de fe en nosotros mismos.

Esta es la escasez, del que no comparte.

En el nivel de la comunidad de naciones experimentamos escaseces de justicia, de igualdad, de paz, de respeto.

He aquí cómo restaurar la abundancia:
Sembrando el entendimiento, la unidad, el respeto mutuo entre los individuos y entre las naciones. Poniendo fin a las guerras, las luchas fratricidas, las agresiones militares, la imposición de sanciones económicas que postran a los pueblos en la miseria.

Recuerde que la vida en este mundo es como una boda en la que todos tenemos la responsabilidad de producir y consumir el vino del banquete.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

EL MONOPOLIO DE LA UNIDAD

(El Bautismo del Señor)
Domingo, 13 de enero de 2019

La multitud se unifica

 

Ser una persona significa creer que  todos los seres humanos formamos una unidad. Si no aceptamos esto, no somos personas porque nadie desea hacerse daño a sí mismo.

 

 

Por su bautismo, Jesús revela la unidad existente en Dios, la unidad entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, es decir, tres Personas que viven en una unidad inquebrantable entre ellas: La unidad de un Dios único e indivisible. Tenemos que producir la unidad entre todos los seres humanos, de lo contrario, no creemos en Dios.

Todos entran en el círculo de la humanidad

 

Nuestro mundo se halla muy distante de ese bautismo de unidad debido a las divisiones existentes entre los seres humanos. Así como Dios se hace uno con nosotros, así también nosotros tenemos que vivir en unidad con todos.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

LA NAVIDAD EN LOS OJOS DE MARÍA

(Cuarto Domingo de Adviento)
Domingo, 23 de diciembre de 2018

Para comprender la navidad, hay que verla con los ojos de María.

La navidad es la unión entre todos

 

La navidad es el tiempo para acercarnos los unos a los otros, para reconocer la grandeza que existe en cada uno. María no sólo se acerca a Dios sino que además lo recibe en su cuerpo de mujer.

 

El mundo debe hacerse un signo de la navidad

 

 

Al igual que María, nosotros hemos de recibir a Dios en nuestras personas y  en nuestro mundo promoviendo la paz, la justicia, el respeto mutuo.

La navidad es el tiempo de convertir nuestra flaqueza en fortaleza, nuestras cadenas en libertad, nuestras tristezas en alegrías: El Poderoso “ha hecho en mi favor cosas grandes” (Lucas 1:49). María, “la humilde esclava” del Señor se hace la madre de Dios, la madre de la humanidad.

 

La unidad entre la madre y su hijo

La navidad es el tiempo de eschuchar a Dios que nos dice que quiere hacerse UNO con nosotros. Desde que Dios tomó carne en María, ella nunca se separó de él ni él de ella. Es obvio que durante el embarazo el hijo siempre está con su madre (en el vientre de ésta). En el caso de María ella nunca se separó de su hijo ni aun después del nacimiento, y su hijo siempre permaneció “en” María.

Es necesario, pues, que Dios permanezca en nosotros en navidad y siempre.

(Por Jesús A. Diez Canseco)

¿QUÉ DEBES HACER?

(Tercer Domingo de Adviento)
Domingo, 16 de diciembre de 2018

“¿Qué debemos hacer?” (Lucas 3:10).
Para responder a la pregunta ¿Qué debes hacer? primero  pregúntate: “¿Quién eres?”

Si ella tiene frío, dale tu abrigo

Recuerda que todos somos capaces  de realizar una transformación total en el mundo; eso es lo que se espera de todos nosotros, esa es tu vocación.
No podemos ni debemos vivir en un mundo donde nos destruimos los unos a los otros. No es humano vivir en un mundo que no podemos cambiar.

 

 

He aquí cómo cambiarás el mundo: “El que tenga dos túnicas, que las reparta con el que no tiene; el que tenga para comer, que haga lo mismo” (Lucas 3:11). En otras palabras, todos los bienes del mundo pertenecen a todos los hombres. Tus talentos has de utilizarlos para el bien de todos.

Si él está angustiado, llévale el consuelo

 

¿Quién eres?: Un ser humano
¿Qué debes hacer?: Comportarte como un ser humano.
Eso es lo que eres y eso es lo que debes hacer.

 

 

(Por Jesús A. Diez Canseco)

DESTRUCCIÓN Y RECONSTRUCCIÓN

(Trigésimo Tercer Domingo de Tiempo Ordinario)
Domingo, 18 de noviembre de 2018.

Un mundo que se destruye

No destruyas tu mundo

 

El mundo se destruye cuando los hombres sufren las tribulaciones de la guerra, de la injusticia, del egoísmo y de la opresión. En un lenguaje  simbólico, ello equivale a vivir  bajo un sol oscurecido, una luna sin brillo, estrellas que se desploman, fuerzas celestiales aniquiladas. (Marcos 13:24-26).

 

 

la reconstrucción

Con la paz reconstruirás el mundo

Así como la función del sol es dar luz, no oscuridad, así la naturaleza del hombre es edificar la paz, no recurrir a la guerra. Así como la función de la luna es reflejar la luz, así la función del hombre es compartir de los bienes materiales del mundo. Así como las estrellas han de permanecer en el firmamento, así el esfuerzo humano para lograr el bien común es irrenunciable. Así como las fuerzas que están en los cielos son siempre fuentes de vida, así el hombre ha de fomentar la reconstrucción, no la destrucción.

(Por Jesús A. Diez Canseco)