UNA VIDA RADIANTE

(Segundo Domingo de Cuaresma)
Domingo, 17 de marzo de 2019

Si deseas vivir como un ser humano tienes que vivir en paz con tus semejantes. Así te liberarás de todos los males y alcanzarás la felicidad.

La paz trae la luz de la felicidad

La paz universal “transfigurará nuestro pobre cuerpo en la imagen de un cuerpo glorioso”.

 

Aquellos que aceptan vivir en paz universal son los que viven según el modelo de la unidad y la igualdad, el modelo de la liberación (Filipenses 3:17), el modelo de la humanidad radiante.

 

El dios dinero llena el vientre

Aquellos que no aceptan la paz universal son los que viven… como enemigos de la humanidad cuyo dios es el vientre y cuya gloria, lo vergonzoso, su apetencia, lo terreno” (Filipenses 3:19).
Su dios es el vientre, es decir su dios es la ambición, la acumulación de la riqueza, la agresión imperial. Ellos recurrirán a cualquier acción que les permita alcanzar sus objetivos.

 

Agresión imperial: Desgracia de la humanidad

 

Su gloria es la vergüenza, es decir, elevan la injusticia, la agresión imperial y la opresión a la categoría de actos “gloriosos”. Para ellos lo que es su gloria no es más que vergüenza ante los ojos de la humanidad y de Dios.

 

 

(Por Jesús A. Diez Canseco)